Santiago de León


Caracas la ciudad de las ratas y cucarachas que se expresan con un lenguaje no común, negativa poética. Un valle montañoso que alguna vez fue verdoso, su colorido ha cambiado a un tono rojo-naranja. Fue fundada el 25 de julio de 1567 con el nombre de Santiago de León de Caracas. Vila que te mira de una forma suspicacia, sus venas han sido convertidas en redes viales y su rio en aguas servidas, Efluentes. Cossus mecánico que fluye lentamente en las horas inciertas, permanentes. Demonios celestes que acechan la noche esperando tu alma. Despierta en la tumba de tu hogar, pensando vagamente en los días que transcurren lentamente en el silencio de los mortales indefensos. Aede-facere que rosan el fumus negro que se encuentra en las partículas del aire en el valle. Unas nubes que te hablan de una forma amenazante mostrando sus tonalidades escalofriantes, sombrías amenazantes contempladas en los ojos infinitos de un valle montañoso que anhela el inicio de la vida. Caracas Muestra de ternura surcada por las ondas amorosas del habitante, esperando en la tierra os la vuelta de la cultura de nuestros ancestros, no os perdáis. Todas las formas unidas en una sola mente.





La Unesco, en 1982, declaró:
...que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. ….



La cultura es lo que, en la muerte, continúa siendo la vida.
“André Malraux”


Fotografía analógica digitalizada
Copyright©2010 Gil P. Roberto J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario